Navidad

¿Procede de la Biblia – o del Paganismo?

Hay gente en todas partes que piensa que la Navidad es la mejor de las festividades Cristianas. Sin hacerse ninguna pregunta al respecto, han asumido que su observancia es necesaria. Hoy día continúan suponiendo que Jesús nació el 25 de diciembre y que la Biblia marca este día para que sea celebrado por los Cristianos.

¡ESTO ES UN ENGAÑO! Hay ciertos hechos que deberíamos tener en cuenta. Dejemos de actuar en la ignorancia (supuestamente representando a una nación Cristiana).

La palabra “Navidad" viene del latín "nativitas" (nacimiento) y para los angloparlantes "Christmas" significa "Misa de Cristo" o más tarde abreviado "Cristo-misa". Llegó hasta nosotros como una misa Católica Romana. Pero, ¿de dónde les llegó a los católicos? ¡De la celebración pagana del 25 de diciembre, nacimiento de "Sol", el dios sol! La celebración de esta fecha era un antiguo rito del Baalismo, el cual condena la Biblia completamente. No se menciona en el Nuevo Testamento y no es acatada por el Apóstol Pablo ni por la iglesia verdadera de los primeros días. Es una de las fábulas que Pablo menciona en 2 TIMOTEO 4:4. ¡Manifestó que esta práctica engañaría a las gentes del mundo, desviándolas hacia un Evangelio débil y sin autoridad!

LA NAVIDAD NO ES EL NACIMIENTO DE CRISTO EN ABSOLUTO. No es de origen Cristiano sino Babilónico y pagano. Algunos dicen, "Bueno ¿y qué?" Es el espíritu de la fecha lo que cuenta".

Vayamos un poco más lejos…

JESUS no nació el 25 de diciembre, ni nació en la estación invernal. ¿Por qué? Porque había pastores que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre sus rebaños (LUCAS 2:8). Para el 15 de octubre, en Palestina, los pastores traían los rebaños de las montañas y los campos a los rediles para protegerlos del frío y la lluvia que llegaba después de esa fecha. (Ver CANTAR DE LOS CANTARES 2:11 y ESDRAS 10:9,13). El invierno en Palestina es época de lluvias y los pastores se quedaban dentro durante ese tiempo. Era costumbre para los judíos de esos tiempos enviar sus ovejas a los campos y desiertos por la Pascua de los Hebreos (principios de primavera) y traerlas a casa con las primeras lluvias. Los pastores vigilaban sus ovejas día y noche. Cualquier enciclopedia te dirá que Jesús no nació el 25 de diciembre, la fecha de Su nacimiento no se conoce. Si Dios hubiera querido que el hombre se dedicara a la adoración del Niño en "Navidad", Él habría incluido instrucciones en Su Palabra y no habría ocultado la fecha.

DEBERÍAMOS SER CONSCIENTES DEL HECHO DE QUE NO HAY UNA PALABRA EN LA BIBLIA DICIENDONOS QUE DEBEMOS CELEBRAR LA "NAVIDAD".

Reconocidas enciclopedias indican que la Navidad no se celebraba en los primeros doscientos o trescientos años después del nacimiento de Cristo. ¿CÓMO se introdujo entonces una costumbre pagana? ¿DÓNDE están sus orígenes reales?

Nimrod, el nieto de Châm (uno de los hijos de Noe) fue el instigador del sistema babilónico que ha asido al mundo desde que él vivió. Era un sistema de competición organizada, basado en un sistema económico de beneficios. Nimrod construyó la torre de Babel, la antigua Ninive y otras ciudades. El nombre "Nimrod" es hebreo y deriva de "Marad" que significa "Él se sublevo". Nimrod era tan malévolo que se casó con su propia madre, llamada Semiramis. Después de la temprana muerte de Nimrod, su madre-esposa propagó la diabólica doctrina de la supervivencia en forma de espíritu de Nimrod. Ella afirmaba que de la noche a la mañana había brotado un árbol de hojas perennes de un tocón muerto, lo que simbolizaba el nacimiento a una nueva vida del difunto Nimrod. En cada aniversario de ese nacimiento, ella aseguraba que Nimrod visitaba el árbol y dejaba regalos. El cumpleaños de Nimrod era el 25 de diciembre: aquí tenemos el origen verdadero del "árbol de Navidad".

Debido a su maquinación, con el tiempo los babilonios llegaron a considerar a Semiramis como "La Reina del Cielo" y Nimrod, bajo varios nombres, se convirtió en el "Hijo Divino del Cielo". Después de generaciones de este culto idolatra, Nimrod fue también adorado como el Mesías, el Hijo de Baal y el dios Sol. En este sistema Babilónico la "madre e hijo" (Semiramis y Nimrod reencarnados) fueron objeto principal de culto. Esta adoración a "la madre y el hijo" se extendió por todo el mundo, aunque variaban los nombres en diferentes países e idiomas. En Egipto se les llamaba "Isis y Osiris" en Asia "Cibeles y Dosius" y en la Roma pagana "Fortuna y Júpiter". Incluso en Grecia, Japón, China y Tibet, investigadores han encontrado el equivalente de la Madona – evidentemente mucho antes del nacimiento de Jesucristo, Salvador del mundo.

Durante los siglos cuarto y quinto, cuando los politeístas del imperio romano estaban aceptando la nueva, popular "Cristiandad" por miles, llevando sus viejas costumbres y creencias paganas bajo nombres aparentemente cristianos, la idea de la madona "madre e hijo" se hizo muy popular, especialmente en Navidad. En esa fecha la gente canta el himno "Noche de Paz" (Silent night, Holy night) con el conocido tema de la "madre y el niño". Hoy día hemos nacido en un mundo babilónico, educados todas nuestras vidas a reverenciar estas manifestaciones como si fueran sagradas. Nunca hemos cuestionado su procedencia; si de la Biblia o de idolatría pagana.

DIOS NUESTRO SEÑOR ORDENA a Su pueblo: "Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado" (ISAÍAS 58:1); y es hora de que reconozcamos que el origen real de la Navidad se remonta a Babilonia. Es un compendio de apostasía satánica que actualmente domina a todo el mundo. En Egipto siempre se creyó que el hijo de "Isis" (nombre egipcio que significa "Reina del Cielo") nació el 25 de diciembre. Por lo tanto, el paganismo celebraba este famoso nacimiento muchos siglos antes del nacimiento de Cristo. En ninguna parte de la Biblia se nos pide rendir culto a la "madre e hijo"; los apóstoles y la primera iglesia no les rendían culto y aun así encontramos hoy día gente en todas partes que considera pagano no hacerlo!

En Lucas 1:28, 42 y 48 Maria es presentada como una mujer bendecida por Dios. Pero no dice que haya que deificarla, adorarla o tratarla como a un ser divino cuando era solamente humana. La veneración a Maria como "la madre de Dios" – la doctrina de la inmaculada concepción, que la representa como mediadora entre Dios y el hombre – es una continuación de la antigua idolatría babilónica iniciada por Semiramis, esposa de Nimrod. Es una decepción satánica que aparta nuestros ojos de Jesús-Cristo, el Señor resucitado – sentado a la derecha del Padre; no un infante ahora, no en la tumba, pero sentado con Su Padre, nuestro Dios.

Así, este antiguo "misterio", pagano e idólatra, ha sido transmitido a través de religiones paganas a la Iglesia Católica Romana y desde ahí a las denominadas Protestantes y a todo el mundo en general.

Origen de la Corona de Acebo, Muérdago y Leño de Navidad:

Entre los antiguos paganos, el muérdago se usaba en las festividades del Solsticio de Invierno ya que se consideraba que ¡estaba consagrado al sol! Se pensaba que poseía un milagroso poder de sanación. La costumbre pagana de besarse bajo el muérdago tenía lugar al comenzar la noche de juerga y borrachera, celebrando la muerte del "viejo sol" y el nacimiento del "nuevo sol". El muérdago, sagrado en los festivales paganos, es un parásito y estrangula el árbol en el que crece. Las bayas de acebo eran también consideradas como consagradas al dios sol.

El leño de Navidad (Yule Log en inglés) es en realidad el "leño sol"; "yule" significa "rueda", un símbolo pagano del sol. Hasta la ceremonia, supuestamente "Cristiana" de encender velas y hacer fuego, es simplemente una continuación de la costumbre pagana de alentar al dios sol en su ocaso hasta que alcanzaba el punto más bajo en el horizonte.

Papa Noel (Santa Claus):

Él es también de origen pagano. El nombre "Santa Claus" proviene de "San Nicolás", un obispo Católico Romano que vivió en el siglo quinto. San Nicolás era obispo de Myra, un "santo" al que griegos y latinos rendían culto el 6 de Diciembre. Existe la leyenda de que, secretamente, donó dotes a las tres hijas de un ciudadano empobrecido, y de ahí pudo originar la costumbre de dar regalos en secreto la noche de San Nicolás (el 6 de Diciembre). Esta costumbre fue trasladada más tarde al día de Navidad. Por eso asociamos Navidad con Santa Claus o Papa Noel.

El Árbol de Navidad:

Sería bueno, en este punto, ver lo que la Biblia dice sobre los árboles de Navidad.

"Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones... Porque las costumbres de los pueblos son vanidad: porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril. Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva." JEREMÍAS 10:2-4

Observa que se nos dice no aprendáis ese camino ni sigáis esa costumbre.

Regalos de Navidad:

La temporada de las COMPRAS DE NAVIDAD parece ser la parte más importante de las navidades. Muchos dirán: "Bueno, la Biblia nos dice que demos regalos. ¿No hicieron regalos los reyes magos cuando Cristo nació?"

¿CUAL ES EL ORIGEN HISTORICO DEL INTERCAMBIO DE REGALOS? Compara la costumbre actual con lo que la Biblia dice: Hacerse regalos entre amigos es una característica de las festividades saturnales y navideñas (se transmitió de una a otra). El intercambio de regalos durante la época de Navidad no tiene vestigios de Cristiandad. ¡Esto no celebra el nacimiento de Cristo ni Le honra!

Suponte que quieres hacer honor a alguien en su cumpleaños. ¿Comprarías regalos para todo el mundo excepto para la persona cuyo cumpleaños estas celebrando?

Aun así, la gente hace esto (supuestamente con intenciones religiosas) año tras año. No se venera a Cristo de ninguna manera y los regalos, en su mayor parte, se ofrecen a parientes y amigos. La gente está demasiado ocupada para pensar en Jesucristo.

La Biblia dice:
"Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde esta el rey de los judíos, que ha nacido?....Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre Maria, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra." MATEO 2:1-11

Observa que ellos preguntaron por el niño Jesús que había nacido Rey de los Judíos, y ofrecieron regalos solo a Jesús, no a sus amigos ni los unos a los otros. Ellos fueron a adorar a su Rey.

Para concluir, deberíamos darnos cuenta de que no hay ningún fundamento bíblico para celebrar la Navidad. Tanto Navidad como Semana Santa son fiestas paganas que se han comercializado. El apóstol Pablo indico que los Cristianos no deberían seguir guardando ni siquiera las fiestas bíblicas del Antiguo Testamento (Gálatas 4:9-11).

Las madres llevan a sus hijos a ver a un pagano "Papa Noel" en las tiendas; las familias se juntan para celebrar una fiesta que iniciaron gentes paganas cientos de años antes de Cristo – ¿DONDE ENCAJA CRISTO EN TODO ESTO?

Las gentes se dejan envolver por el materialismo del mundo actual, engañadas por el adversario de Dios, rindiendo culto a falsos ídolos. El derrumbamiento del orden del mundo actual se debe, en gran parte, a que las naciones adoran a otro Dios, siguen a otro Jesús y proclaman un "Evangelio" que no encontramos en la Palabra de Dios.


EL EVANGELIO (LA BUENA NUEVA) DE DIOS CON RESPECTO A LA SALVACIÓN DICE:

AHORA ES EL TIEMPO DEL ARREPENTIMIENTO (Cambia tu corazón y vuélvelo hacia Dios),

SED BAUTIZADOS (por inmersión)

Y RECIBIRÉIS EL DON DEL ESPIRITU SANTO (con la evidencia de hablar en otras lenguas). HECHOS 2:38.

Si no sigues el camino de Dios hacia la redención – no estás redimido:

HECHOS 2:37-39 – Un mandamiento y una promesa a todos los que siguen a Cristo:

"Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿Qué haremos?

Pedro les dijo, Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.

Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamaré".

(¿Cómo podemos saber si hemos recibido el Espíritu Santo? Leer Hechos 2:4 otra vez. En el momento que una persona está llena del Espíritu Santo, él o ella hablará en otras lenguas.)

ÉSTE ES EL CAMINO INDICADO EN LA PALABRA DE DIOS – NO PUEDE SER CAMBIADO.