¡Jesús quiere sanarte!

Algunas Escrituras de la Biblia que muestran como experimentar la redención y sanación a través del rezo.

"...y sanó á todos los enfermos; Para que se cumpliese lo que fué dicho por el profeta Isaías, que dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias."(MATEO 8:16-17)

"Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos."(HEBREO 13:8)

"Mas á Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti."(ÉXODO 23:25)

Todos los que creen en Jesús y le siguen reciben el perdón de sus pecados: "A éste dan testimonio todos los profetas, de que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre." (HECHOS 10:43)

Todos los que creen en Jesús son liberados del deseo de pecar. (Alcoholismo, fumar, abuso de drogas, etc. – pecados que no puedes dejar sin ayuda). La Biblia dice de Jesús: "El cual mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros siendo muertos á los pecados, vivamos á la justicia: por la herida del cual habéis sido sanados." (1 PEDRO 2:24).

La última parte del versículo de la Biblia mencionado arriba nos dice que nuestro cuerpo también será sanado si creemos en Jesús. Él cogió nuestras enfermedades y las absorbió para sí mismo, así como toma nuestros pecados. Él los toma para que nosotros no tengamos que llevarlos. Él los lleva para que nosotros podamos liberarnos del mal. La Biblia dice que: "...sanó á todos los enfermos; Para que se cumpliese lo que fué dicho por el profeta Isaías, que dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias." (MATEO 8:16-17).

Él que cree en Jesús, nunca tiene que caer enfermo. La Biblia dice: "…nada os dañará." (LUCAS 10:19).

Tú que todavía no has recibido a Jesús como tu Salvador y médico, recíbelo ahora. Es muy fácil, más fácil de lo que piensa la mayoría de la gente. Déjame darte un ejemplo. El Evangelio de Marcos (MARCOS 5:25-29), habla de una mujer que ha estado enferma durante 12 años. Como muchos otros, ella confió en la ciencia médica y busco la ayuda de muchos médicos. Nosotros leemos en los versículos 25-26: "Y una mujer que estaba con flujo de sangre doce años hacía, Y había sufrido mucho de muchos médicos, y había gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor..."

Pero entonces ella oyó hablar de Jesús y decidió creer en Él. Jesús la sanó instantáneamente sin usar cuchillos ni medicinas. Nosotros leemos sobre esto en los versículos 27-29: "Como oyó hablar de Jesús, llegó por detrás entre la compañía, y tocó su vestido. Porque decía: Si tocare tan solamente su vestido, seré salva. Y luego la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote."

Es así de fácil de creer. Creer no es nada raro ni sobrenatural. Todo el mundo tiene alguna creencia. Necesitamos creer para ir al médico, para conducir un coche, o para trabajar. Tú tienes que creer del mismo modo si vas hacia Jesús. Cree que Jesús es el hijo de Dios y vencedor de todo mal y confiésalo abiertamente delante de tus familiares, amigos y conocidos, y entonces serás salvado:

"Que si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia; mas con la boca se hace confesión para salud." (ROMANOS 10:9-10)

Jesús quiere sanar a los enfermos incluso hoy en día

Las siguientes fotos muestran como un niño pequeño que se rompió el brazo esta siendo curado por intercesión:

(1) After breaking his arm the little boy was not able to move it for two years. It looked as if it was twisted like a cloth. (2) Pastor A. A. Allen examines how soft the arm is and tries to find the fracture with his finger. (2) El pastor A. A. Allen examina como de blando esta el brazo e intenta encontrar la fractura con su dedo.
(3) After being prayed for, the boy was instantly healed and able to lift up the arm and use it. On the picture you can see how he tries to reach a dime Pastor Allen is holding up in front of him. 3) Después de rezar por él, el niño es sanado instantáneamente y capaz de levantar el brazo y usarlo. En la foto se puede ver como él intenta coger una moneda que el pastor Allen esta sosteniendo para el.
(1) Después de romperse el brazo el chico no era capaz de mover el brazo durante dos años. Parecía que estaba torcido como una tela.    

(Del libro “Glimtar af Guds undermirakel i var tid”, editado por FILADELFIA Publishing House, STOCKHOLM).

Traducido del alemán: 'Jesus will dich heilen'

Fuente: “Litteraturmissionen” (Misiones literarias), Forsheda (Suecia).