¡Nacido de nuevo!

John, BIT - Valencia, España


Photo of John

Siempre desde que tenía como unos 12 años, he pensado que la Biblia estaba en lo cierto. De alguna manera, siempre creí en Dios pero nunca hice nada al respecto. Fue en el año 2000, estando en la Universidad cuando me di cuenta de que si la Biblia era realmente la Palabra de Dios, más valía que hiciese algo sobre ello. Así que empecé a hablar con un montón de cristianos que conocía, preguntándoles acerca de la Biblia, como podía ser verdad, si lo que decía tenía sentido o no y cosas por el estilo, pero no podían responder a todas mis preguntas. Al final escudriñé en la Biblia por mí mismo y leyendo acerca de Jesús deduje que El no era solo un hombre, sino el Hijo de Dios.

Por tanto le "di mi corazón a Jesús" tal y como los chicos cristianos me habían dicho que hiciese. Yo sabía que tenía que tomar esto en serio, así que empecé a cambiar un poco mi vida. También intenté leer la Biblia y rezar a veces aunque en ocasiones tenía sentimientos confrontados, lo cual temía reconocer ante mis amigos, entre el hecho de ser un Cristiano comprometido con Dios o importarme las cosas de Dios muy poco. Esto provocaba una lucha en mí.

En Diciembre del 2000 (como unos 4 meses después de decidir ser Cristiano) conocí a otro Cristiano de otra iglesia "sin denominación" pero fundamentada en la Biblia, y fui a un encuentro con ellos. Este encuentro no era como cualquier otro en otra iglesia que yo hubiese estado anteriormente. Allí se cantaba, y había mucha vida, y la gente daba testimonio de milagros ocurridos incluyendo curaciones asombrosas, como dejar de fumar de repente y sin problemas. Nunca había oído de milagros como estos antes. Después del encuentro algunos chicos me hablaron y me mostraron como todo ello estaba en la Biblia. Yo estaba asombrado porque veía como esta gente creía que todas y cada una de las palabras escritas en la Biblia era la Palabra inspirada por Dios, y que además tenían gran conocimiento de ella. Una cosa que siempre me pregunté sobre los llamados Cristianos es que decían creer que la Biblia es la Palabra de Dios, pero no parecían 'vivirlo' realmente. Aun así, podía ver que esta gente sí que vivía verdaderamente como cristianos, de acuerdo con lo que dice en la Biblia.

Me dijeron que si yo quería de veras ser cristiano me tenía que arrepentir, ser bautizado y recibir el Espíritu Santo por la evidencia del "habla en otras lenguas". Me mostraron esto en la Biblia; estaba tan claro que no podía entender como yo no había visto esto en la Biblia antes. Estaba dispuesto a hacer lo que fuese con tal de ir al cielo. Si esto era verdad, yo quería hacerlo. Estas personas realmente me convencieron, podía ver perfectamente que no trataban de mentirme sobre los milagros de los que me hablaban y también podía ver que lo que me decían estaba escrito en la Biblia. Aunque, a decir verdad, también estaba algo preocupado ya que les acababa de conocer. ¿Quiénes eran? ¿Eran una secta? ¿Cómo es que nunca había oído hablar de todo esto antes? Así que pensé que se lo preguntaría directamente a Dios.

Aquella noche salí tarde de allí y me dirigí a mi casa. Mientras conducía a lo largo de la autovía estuve a punto de preguntarle a Dios, y pensé para mi "OK Dios..." Iba a decir algo como "OK Dios, si lo que me están diciendo estos chicos es verdad, entonces..." pero todo lo que salía de mi boca era "OK Dios..." entonces mi cabeza de repente se fue hacia atrás (de manera que mi nariz apuntaba hacia arriba). Todavía podía ver la carretera esforzándome en mirar como hacia abajo. A los pocos segundos mi cabeza se arrojó hacia delante. No sabía exactamente lo que estaba pasando pero no quería tener un accidente así que salí de la carretera tomando la salida a una vía de servicio. En el momento que entre en aquella calle un sentimiento de tremendo bienestar me recorrió de arriba a abajo, lo cual es difícil de explicar pero lo que sentí recorría todo mi ser y salía como por mis manos y pies. Paré el coche. Sentí que mi garganta y lengua estaban en tensión, y el sonido que emitía era como si me estuviese atragantando. Aun así, no me faltaba el aire ni estaba incomodo para nada. Me preguntaba si iba yo hacer esto de 'hablar en lenguas' como aquellos chicos me habían dicho. Por tanto intenté decir algo y como sonaba ininteligible, al rato paré. Solo después me di cuenta de que había empezado a hablar in lenguas. Entonces recliné mi asiento para atrás de manera que podía tumbarme. Los músculos de mi estómago se contrajeron de tal manera que me hizo sentarme de repente por unos segundos, acto seguido fui como arrojado contra el asiento de nuevo para atrás. Esto ocurrió unas pocas veces más, y las sensaciones espasmódicas en mi cuerpo continuaron. Entonces por fin terminó. Todo ello, duró como unos dos minutos. Una vez finalizado puse en marcha el coche y me fui a casa.

Esa fue para mí la confirmación de que lo que había oído era verdad. Desde entonces la gente me pregunta cosas como "¿Estás seguro de que no te pusieron drogas en la bebida?" o "¿Sabías que la gente puede tener episodios epilépticos que nunca habían tenido antes?". Después de ocurrirme esto, de camino a casa vi a tres buenos amigos (unos 30 minutos después del incidente) los cuales vieron claramente que no estaba bajo el efecto de ninguna droga. Además, ¿Cómo se explica el hecho de que esto ocurriese exactamente en el momento que yo pregunté a Dios si lo que estos chicos me estaban diciendo era cierto?

Al día siguiente me bauticé. Desde entonces siempre he tomado a Dios en serio y día a día voy cambiando y viviendo acorde con lo que dice en la Biblia, al contrario que el "Cristiano a medias tintas" que era antes. Creo que la razón por la que Dios me convirtió de manera tan poderosa es porque yo estaba dispuesto a hacer Su voluntad. Por lo tanto alabado sea Dios, ahora soy salvo en Cristo.

Post new comment