El mensaje de salvación - cómo ser salvo

Está página está en proceso de traducción y para ahora hay pocas respuestas traducidas. La FAQ inglés tiene mucha más información.

1. ¿Cómo puedo ser salvo?

2. ¿Tengo que ser bautizado para ser salvo?

3. Yo fui “bautizado” como un bebé, ¿por qué debo ser bautizado de nuevo?

4. ¿Creéis que solo las personas en vuestra iglesia serán salvas?

5. ¿Cómo pueden personas buenas (que no van a la iglesia) ir al infierno?


1. ¿Cómo puedo ser salvo?

Creemos que el patrón de cómo una persona adquiere plena certeza de la salvación se encuentra en HECHOS 2:37-38. Hay muchas otras escrituras que hablan de la salvación, sin embargo, en ésta la cuestión se plantea directamente - ¿qué tiene que hacer una persona para ser salvo?

"Entonces oído esto, fueron compungidos de corazón, y dijeron á Pedro y á los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿QUÉ HAREMOS? Y Pedro les dice: ARREPENTÍOS, y BAUTÍCESE cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y RECIBIRÉIS el DON del ESPÍRITU SANTO."

Otras escrituras comparables que se refieren a estos "pasos de la salvación plena" se ven en MARCOS 16:15-20 y JUAN 3:1-8. La respuesta de Pedro incluyó tres pasos que eran tan válidas entonces como son hoy en día:

  1. Arrepentirte - esto significa dar la vuelta de tus viejas costumbres y comenzar a obedecer a Dios.
  2. Bautizarte - esto significa estar totalmente sumergido bajo el agua. El bautismo es el "entierro" de la vieja vida, la remisión de los pecados.
  3. Recibir el don del Espíritu Santo - este es el regalo de Dios para ti. La primera señal cuando recibas el Espíritu Santo será que hablas en un idioma distinto, que Dios te va a dar. El Espíritu Santo luego empezará a conducirte y te convencerá de la Verdad de Dios (JUAN 14:26).

[Inicio de la página]

2. ¿Tengo que ser bautizado para ser salvo?

La Biblia dice claramente que el bautismo es necesario para la salvación. Las siguientes Escrituras confirman este patrón recurrente en toda la Palabra de Dios.

"Arrepentíos, y BAUTÍCESE CADA UNO DE VOSOTROS en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo." (Hechos 2:38).

"El que no naciere DE AGUA y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios." (Juan 3:5).

"El que CREYERE Y FUERE BAUTIZADO será salvo, mas el que no creyere, será condenado" (Marcos 16:16).

"A la figura de la cual el BAUTISMO que ahora corresponde NOS SALVA (no quitando las inmundicias de la carne, sino como demanda de una buena conciencia delante de Dios,) por la resurrección de Jesucristo" (1 Pedro 3:21).

"He aquí agua; ¿qué impide que yo SEA BAUTIZADO?" (Hechos 8:36). "Y les mandó BAUTIZAR en el nombre del Señor Jesús." (Hechos 10:48). Para obtener más información, haga clic aquí.

[Inicio de la página]

3. Yo fui “bautizado” como un bebé, ¿por qué debo ser bautizado de nuevo?

El bautismo bíblico no tiene nada en común con la aspersión de los bebés que se practica en muchas iglesias establecidas. Por todo el Nuevo Testamento, los discípulos sólo fueron bautizados completamente inmersos en agua después de haber tomado una decisión PERSONAL de seguir a Cristo. Para un bebé es imposible hacerlo.

La Palabra de Dios, la Biblia, nunca es confusa con respecto a la salvación y la obtención de una posición correcta delante de Él. Un bebé no tiene la "inteligencia espiritual" para darse cuenta de que ha nacido en el pecado, y la Biblia muestra claramente que una persona tiene que tener una comprensión clara de poder arrepentirse de su pecado y su transgresión en contra de la Palabra de Dios.

[Inicio de la página]

4. ¿Creéis que solo las personas en vuestra iglesia serán salvas?

No, en absoluto no - y estas asambleas CAI nunca han dado a los miembros la idea de esta "exclusividad". Es por ello que hemos buscado "hermanos de mismas opiniones" en otras asambleas para hermandad durante los años. Creemos, sin embargo, que para ser salvo una persona tiene que obedecer la Biblia - la Palabra de Dios - y seguir los mandamientos y las pautas establecidas en la misma. Algunas Escrituras relevantes son:

"Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de AGUA y del ESPÍRITU, NO PUEDE entrar en el reino de Dios" (JUAN 3:5).

"Y decía Jesús á los Judíos que le habían creído: SI vosotros PERMANECIEREIS en mi PALABRA, SERÉIS verdaderamente mis DISCÍPULOS" (JuaN 8:31).

"Porque todos los que son GUIADOS por el  ESPÍRITU  de Dios, LOS TALES son HIJOS DE DIOS" (ROMANOS 8:14).

Reconocemos completamente que los hermanos cristianos que son descritos de acuerdo a las Escrituras anteriores se encuentran en muchos otros grupos de la iglesia en todo el mundo.

[Inicio de la página]

5. ¿Cómo pueden personas buenas (que no van a la iglesia) ir al infierno?

Sólo podemos responder a esta pregunta en acuerdo con lo que Dios dice en la Biblia. La Biblia dice que:

"NO hay justo, ni AUN UNO; … Por cuanto todos PECARON, y están DISTITUÍDOS de la gloria de Dios" (ROMANOS 3:10,23).

"Porque la PAGA del PECADO es MUERTE ..." (ROMANOS 6:23a).

"Y de la manera que está establecido á los hombres que MUERAN UNA VEZ, y DESPUÉS el JUICIO" (HEBREOS 9:27).

"No te maravilles de que te dije: Os es NECESARIO NACER OTRA VEZ" (JUAN 3:7).

"... mas la dádiva de Dios es VIDA ETERNA en CRISTO JESÚS Señor nuestro" (ROMANOS 6:23b).

Nuestras propias obras, lo que significa todo lo que hemos hecho "bien y justo" durante nuestra vida en esta tierra no es tenido en ningún aprecio delante de Dios.  La razón es bastante simple... nuestros corazones / mentes son "malos" en los ojos de Dios y hay muchas profundidades y razones "por qué" una persona hace "buenas obras" durante su vida. A menudo el orgullo y la vanidad son las "razones" subyacentes detrás de las buenas obras y por lo tanto vemos la respuesta de Dios a esto en ISAÍAS 64:6. Sólo por medio de Jesucristo somos capaces de acercarnos al Dios Todopoderoso de Israel, y sólo a través de Cristo que habita en nosotros se aceptarán "las obras con fe".

[Inicio de la página]