La prueba del bautismo del Espíritu Santo es hablar en lenguas

 

Nuevas lenguas dispuestas por Dios y, sin embargo, despreciadas por el hombre...

Mucha gente mira con desconfianza cuando alguien, bien sea una persona o una iglesia, proyecta la palabra de Dios en su plenitud y la pone en práctica tal y como Él nos ordena que lo hagamos. Algunas discusiones surgen sobre todo cuando se cita la Palabra de Dios por lo que concierne al modelo de salvación:

"Pedro les dijo: Arrepentíos (cambiad de opinión), y bautícese (i.e. sumergíos) cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo." – con la prueba de hablar en lenguas – HECHOS 2:38.

También se puede observar mucha controversia cuando la Palabra de Dios se muestra para ordenarnos que Le rindamos culto en la nueva lengua que el Señor pone en los labios de una persona cuando la convierte al “camino” Cristiano. No obstante, no existe confusión o desacuerdo alguno en la palabra de Dios y Él ordena a la gente a hacer como Él dice, no tal y como ellos lo quieren hacer:

"Si me amáis, guardad mis mandamientos." (JUAN 14:15)

Podemos ver que Dios dice en JUAN 4:23-24:

"Mas la hora viene, y ahora es, cuando los VERDADEROS ADORADORES adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”

Ver 1 CORINTIOS 14:14 donde el apóstol Pablo nos muestra su habilidad de orar en el espíritu utilizando una nueva lengua. Léase también el versículo 18.

Apreciamos que en las escrituras de JUAN 4 se define “verdaderos adoradores”, señalando que habrá adoradores (pero no “verdaderos adoradores”) cuya adoración no es aceptada por Dios porque sus oraciones no son en el Espíritu (i.e. orar a Dios con las nuevas lenguas que él ha proporcionado).

Dios puso las nuevas y milagrosas lenguas en los labios de mucha gente el día de Pentecostés (aproximadamente cincuenta días después de la crucifixión de Cristo) - HECHOS 2:1-4. Ese día marcó el nacimiento de la Iglesia Cristiana, y estas nuevas lenguas glorificaron las obras de Dios (ver versículo 11).

HECHOS 2:37-39 da a todos los seres humanos el modelo completo de la salvación de Dios. ¡No se puede cambiar lo que dice la palabra de Dios! En JUAN 16:14 vemos que el Espíritu de Dios (tal y como oramos en la nueva lengua) glorifica a Jesús y nos Lo revela. Además, en HECHOS 2:11, se nos muestra que el Espíritu glorificó a Dios cuando oraron en las nuevas lenguas: Dios ordena que eso es una “NECESIDAD” para aquellos que Le rinden culto (aquellos que son salvados) - JUAN 4:24.

¿Entonces por qué, cuando la palabra de Dios es tan clara, debería existir insurrección o confusión alguna hoy en día? ¡La Palabra de Dios nos dice por qué! Porque el hombre y las maneras del hombre están en enemistad con Dios - SANTIAGO 4:4; 1 JUAN 2:15-16; ISAÍAS 55:8-9. Dicha enemistad se muestra claramente en estas escrituras.

LUCAS 2:34 "Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha."

Apreciamos que la Palabra de Dios dice en HECHOS 28:22 que “esta secta” fue rechazada en todas partes.

HECHOS 2:22: "Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis."

ISAÍAS 66:18-19 nos dice que este signo estará en Su pueblo.

La gente que ora en el espíritu (con las nuevas y milagrosas lenguas que Dios les ha dado), son tachados de herejes y fanáticos, entre otras cosas. La Palabra de Dios nos advierte que la gente diría sólo esto:

HECHOS 24:14 "Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas."

Observad también que el versículo 25 de los Hechos 24 nos dice:
"Pero al disertar Pablo acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero, Félix se espantó, y dijo: Ahora vete; pero cuando tenga oportunidad te llamaré."

Si Paul, siguiendo "el camino" del poder de Dios, hizo que Félix el Gobernador se espantara, nosotros también deberíamos ceñirnos a la Palabra de Dios y seguir el camino de Dios y hacer que la nación se espante y se vuelva hacia Él. ¿Por qué hablar en contra del "camino de Dios" cuando la nación se encuentra en tal situación de necesidad? ¿Por qué hablar en contra de la Palabra de Dios y ser juzgado por ello?

HEBREOS 13:15 dice: "Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre" (FALTA NUESTROS)

Las escrituras fueron escritas a los hebreos, un pueblo lleno por el Espíritu.
Anteriormente, hemos observado cómo el Espíritu Santo de Dios fue lanzado con el nacimiento de la Iglesia. HECHOS 2:1-4.

Otras escrituras relevantes son:
HECHOS 10:44-48 (el versículo 46 nos muestra cómo sabían que el Espíritu Santo “cayó sobre ellos”).
HECHOS 11:15-17 (Pedro estuvo presente en el día de Pentecostés).
HECHOS 19:1-6.

La Palabra de Dios en DEUTERONOMIO 4:2, PROVERBIOS 30:6 y ECCLESIASTÉS 3:14 advierte que no hay que añadir o quitarle nada a la Palabra de Dios, SINO aceptarla tal y como fue escrita por hombres inspirados por el Espíritu Santo.

“El fruto de (los) labios” de aquellos a quien Pablo escribió en HEBREOS 13:15 incluiría las nuevas y milagrosas lenguas del Espíritu Santo dispuestas por Dios.

Todas estas escrituras deberían estar claras para los hijos y las hijas de Dios “que han vuelto a nacer” en todas partes (JUAN 3:1-7) (TAMBIÉN para aquel que no se ha salvado, que tendría que prestar atención a lo que Dios ha escrito).

Recordad, cuando uno rinde culto a Dios con la nueva y celestial lengua, el Espíritu Santo glorifica a Dios (HECHOS 2:11), orando conforme a Su voluntad (ROMANOS 8:26-27), y glorifica y revela a Jesús a los creyentes (JUAN 16:14).

Jesús dijo que esos signos a aquellos que creyeran. Él no dijo que esos signos seguirían a los no creyentes o críticos. ¡Así pues, vemos que nadie tiene ningún derecho de alterar el modelo tal y como aparece en la Palabra de Dios! TODOS tenemos que rechazar el hecho de comprometer la Palabra de Dios.

En 1 PEDRO 2:6 vemos que Dios dice que la "principal piedra del ángulo" (i.e. Jesucristo, que es la Palabra de Dios). Los versículos 7 y 8 nos dicen:
"Para vosotros (quienes confían y se mantienen fieles a Jesús), pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que los edificadores (los judíos) desecharon ha venido a ser la cabeza del ángulo y piedra de tropiezo, y roca que hace caer porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.”

En JUAN 1:1-14 se nos recuerda que Jesucristo es la palabra de Dios. Porque la gente no obedece las Palabras de Jesús y no obedecerá, por eso, tropieza con ellas. Jesús dijo:

"Si me amáis, guardad mis mandamientos." (JUAN 14:15).

¡LA PALABRA DE DIOS ES CLARA!

LA PALABRA DE DIOS NO NECESITA SER INTERPRETADA – ¡SINO SER PUESTA EN PRÁCTICA!

Siempre podemos...

EXALTAR EL NOMBRE DE JESUCRISTO, NUESTRO SALVADOR, EL BAUTIZADOR, GLORIOSO SEÑOR Y EL REY QUE VIENE.

...Y la mejor forma de hacerlo es contando a otros el modelo de salvación tal y como está escrito en la Palabra de Dios, leyendo y obedeciendo esta palabra y rindiéndole culto a Dios orando en las nuevas y celestiales lenguas que dispuso a Su pueblo cuando éste salvado por Su gracia.

¡ESTA IGLESIA NO CAMBIARÁ DE NINGÚN MODO LA PALABRA DE DIOS!

HECHOS 2:37-38 "Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.”

Recopilado por Pentecost Revival Centre, Ballarat, Australia, circa 1968-1972.